Archivos de la categoría Mariela Ibarra

PATRIOTISMO CIEGO PARA UN PUEBLO IDIOTA, ME PREGUNTO SI A “TOM” Y “JERRY” LOS MANDARÍAN A LA GUERRA

Escrito por: Mariela Ibarra

 

El patriotismo técnicamente es “amor a la constitución de un país”, esto se debe a que el concepto de patria es netamente constitucional, pero regularmente es conocido como el sentimiento de orgullo que tiene un ser humano por determinados valores afectivos, étnicos, históricos pertenecientes a un espacio geográfico determinado, similar al sentimiento de orgullo familiar. Es el sentimiento de identidad que vincula a las personas a una cultura determinada y no a otra. La falta de patriotismo se ve reflejada, por ejemplo, en la falta de cuidado de los espacios ecológicos, pues al no sentir ningún vínculo con el espacio las personas no sienten la necesidad de cuidarlo, ese espacio no les pertenece, por lo tanto no les interesa, hay que ver alrededor para darse cuenta las altas dosis de falta de “Cariño por lo propio” que hay en el país.

Una dosis de patriotismo no es negativa, al fin de cuentas es el sentimiento que une a las persona con el lugar en que nacieron, pero el exceso de patriotismo es igual, incluso peor, que la carencia de este. El patriotismo mal administrado, especialmente por aquellos que ostentan el poder, es usado frecuentemente como una táctica de control de masas y como una justificación para la guerra, el racismo  y la xenofobia.  Los sentimientos patrióticos se disparan en cuanto un país se siente amenazado por otro. Los ejemplos más vistosos son los del Nazismo Alemán, el Fascismo Italiano y el Falangismo Español, pero considero que existen casos muchísimo peores.

Es inevitable cuando se habla de patriotismo no referirse al caso de Estados Unidos, no existe comunidad más patriota que la estadounidense, tienen la bandera es hasta en los calzoncillos, el patriotismo es la religión que más adeptos tiene en ese país y eso se refleja en el nivel de desarrollo que tienen, pero también en la cantidad de conflictos que generan. Estados Unidos financia o participa de alguna forma en la mayoría de conflictos existentes en el planeta, para ejemplo están la intromisión en el conflicto Colombiano, la guerra de rapiña del Congo y la invasión a Irak. La razón de esto no es otra que la sensación de superioridad que tienen los estadounidenses (Todos, desde el presidente hasta el mendigo) y que los obliga a llevar un poco de su “iluminación” a otros pobres países que son desde toda perspectiva inferiores a ellos, y es esta la base del problema, pensar que el país en el que se vive es el mejor del mundo por el simple hecho de que uno nació en el. Este también es el principio básico del racismo, sentir que una comunidad, etnia, país, cultura, etc, es inferior, lo que inmediatamente ubica al otro en una posición de superioridad, y para demostrar que la relación no es exagerada, el país más patriota del mundo presenta también un fenómeno de racismo en una escala que no tiene comparación en ningún lugar del planeta en ninguna época.

Las tensas relaciones entre Venezuela y Colombia, o mejor dicho, la rencilla barrio bajera protagonizada por los payasos en el poder, que no entienden la importancia que sus palabras y actos tienen para su cargo y, al no poder llegar a un acuerdo, tuvieron en vilo la estabilidad de ambas naciones y se justificaban con altas dosis de patriotismo donde le presentaba a los ciudadanos que el otro era el enemigo y que ambos se estaban defendiendo de una “influencia” que consideraban peligrosa para la soberanía de la nación, por lo tanto, estaban defendiendo la patria. La estupidez llegó a su punto cumbre cuando empezaron las persecuciones tanto a colombianos como a venezolanos y los discursos de las personas venían cargados del veneno con el que los alimentaban los medios de comunicación, muchos incluso fueron a presentarse al ejército y se preparaban para la inminente invasión. Que ingenuos, lo que el patriótico pueblo idiota no entiende es que ese sentimiento que les enciende el pecho no es el vínculo natural que se tiene por la tierra en la que se vive, sino que es el sentimiento artificial inculcado por los jefes de estado que en caso de un conflicto ponen la cara mientras el pueblo pone los muertos.

GENERALIDADES SOBRE LOS TROLLS

Por: Mariela Ibarra

No les molesta que leyendo una receta sobre cómo preparar un lomo de cerdo en salsa de lulo aparezca alguien comentando que el mejor método para destazar lo enseño Álvaro Uribe en su escuela de paramilitarismo, ¿Uh?, ó están disfrutando tranquilamente de una discusión en un foro sobre el último festival de la canción y  alguien postea la imagen de un zorro u otro animal despellejado, tan grande que no permite ver los comentarios anteriores y los que le siguen son sólo para insultar al personaje en cuestión, o que cuando hacen un comentario sobre un video, noticia, etc, alguien los ofende, se devuelven a revisar su comentario y no encuentran qué despertó el ataque y, cuando confrontan al que los insultó, este los vuelve a prender a madrazos desatando una discusión sin fin. Si se han identificado con alguna de esas situaciones déjenme decirles que se encuentran ante un troll.

Para aquellos que no están familiarizados con el término, ¿recuerdan el cuento del troll que vive bajo un puente?, ahora imagínenselo con un computador y con conexión a internet. Se conoce como “Troll” a aquella persona que en internet sólo busca generar malestar, controversia, que las discusiones giren en torno a él o simplemente molestar a otros usuarios.

Este es un fenómeno que lentamente se está convirtiendo en una cultura virtual, existen  incluso páginas de apoyo al troll, donde los usuarios comparten estrategias, anécdotas, incluso realizan alianzas para romper foros, grupos y páginas. También se han creado campañas para tratar de eliminar el efecto “Troll”, a través de la moderación o de advertir a los usuarios que “No alimenten al Troll”, haciendo alusión a la literatura infantil donde ellos mueren si no se les presta atención. De los cientos de ejemplos que hay, son especialmente atractivos aquellos que desarrollan una identidad virtual, con cuentas de correo, perfil en diferentes redes sociales, etc. Existen incluso casos en los que las disputas dejan de ser malestares virtuales y se convierten en problemas reales.

En febrero de 2011 un grupo presencial de escritura creativa fue víctima del ataque de un troll. Cuando se enviaron las cartas de aceptación al taller a través del correo electrónico, entre las respuestas de agradecimiento una ganó notoriedad, especialmente porque fue enviada a todos los miembros del taller (y no sólo al correo desde el que se había enviado la carta de aceptación inicialmente), donde una mujer escribía que para celebrar que la habían aceptado iba a comprar un vestido rojo, había hecho reservaciones en el mejor restaurante de la ciudad e iría con su esposo a tomarse una botella del mejor vino de la casa, hasta el momento nada especial a excepción de una mujer un poco engreída. La cosa empezó a complicarse cuando inició el taller y la mujer nunca se presentó, inmediatamente iniciaron los comentarios entre los miembros, que se encontraban a la expectativa de conocerla.

Al avanzar las clases uno de los miembros empezó a enviar mensajes insultantes a sus compañeros, en especial a los que no compartían sus puntos de vista, el asunto terminó cuando envió un mensaje donde dijo que sostenía una relación homosexual con uno de sus compañeros, a lo que el ofendido reaccionó confrontándolo durante una sesión del taller, la cosa se puso tan fea que conllevó a la expulsión de los dos individuos, sin contar con los muchos que desertaron por que estaban hartos de la situación. El que inició la disputa terminó aceptando que se trataba de una mentira y confesó que fue él quien envió el correo de la mujer del vestido rojo desde una cuenta ficticia, sólo quería ver las reacciones de los demás miembros ante su mensaje. Aunque esto se hubiera evitado fácilmente con un poco de moderación de los mensajes y con la protección de la base de datos a través del CCO.

En Estados Unidos una joven enfureció al mundo, y sacudió internet, al publicar un video donde le agradecía a Dios por el terremoto en Japón. Durante el año 2010 la usuaria de YouTube Tamtampamela había realizado una serie de videos con contenidos de extremo cristianismo, decía que Obama era el anti-Cristo, que los no creyentes iban a “arder en el infierno”, se alegraba por el terremoto en Haití porque era una señal divina (Este video fue el que la lanzó al estrellato en YouTube). Su canal había generado miles de comentarios, tanto a favor como en contra de sus posturas, pero cuando publicó el video “God is Good” se convirtió en una paria de internet después de decir “Dios es tan increíble … hemos estado orando específicamente para que Dios abra los ojos de los ateos de todo el mundo … Y sólo unos días después, Dios sacudió el país de Japón. Literalmente agarró el país por los hombros y dijo: “Oye mira, yo estoy aquí ‘”.

Los comentarios no se hicieron esperar, sólo que en esta ocasión el video recibió más atención de la que ella deseaba. Los usuarios, horrorizados, empezaron a montar videos en su contra, además de los millones de comentarios que recibió en su bandeja de entrada, que iban desde simples insultos hasta amenazas de muerte, su video se hizo tan popular que apareció en espacios como Vanity Fair, Gawker, Perez Hilton, el sitio web de Richard Dawkins y El Miami New Times, otros trolls y hackers de Internet robaron su información personal y publicaron su nombre real, dirección de domicilio y número de teléfono. Antes de cerrar su cuenta en Youtube dejó un video donde explicaba que ella era un troll y que estaba harta de que le enviaran pizza.

En una entrevista realizada por theatlanticwire.com dijo cómo se sentía el día que publicó el video “Esto va a hacerme sonar como una mala persona…  estaba un poco emocionada por que todas estas personas estaban enojadas, porque soy un troll y me gusta conseguir una reacción de la gente.”

Visto desde otra perspectiva, lo que hizo que Tamtampamela cerrara su cuenta de Youtube y abandonara la identidad que había estado creando durante un año, fue que ya no contaba con el respaldo del anonimato que le brindaba internet, pues, al revelarse su verdadera identidad, ya no le servía de escudo para seguir insultando personas a su antojo, ahora era vulnerable al ataque de alguien que pudiera sentirse agredido por ella, la revelación le dio un nivel de responsabilidad sobre sus palabras.

También existen casos de personas con puntos de vista muy fuertes y controversiales, que pueden fácilmente ser confundidas con un troll, por eso hay que intentar ver la intención que tiene el usuario que publica determinado contenido, así que la estrategia para descubrir a un troll es sencillamente darse cuenta si sólo buscan provocarnos y, si les siguen el juego, sólo demuestran que son unos incautos.