Todas las entradas de kaldina

VÍCTIMAS Y VICTIMISMO

Por: Mariela Ibarra

 

Me voy a dejar de sutilezas, estoy mamada, agotada, EXHAUSTA, de tener que lidiar con gente con complejo de víctima, me enferma. Me aburrí de batallar con personas que se quejan de absolutamente todo, en lugar de asumir que las cosas buenas o malas que les ocurre en la vida son consecuencia de sus propias decisiones, con lo que sólo demuestran su completa irresponsabilidad, incompetencia y una profunda incapacidad para apoderarse de las riendas de su propia vida.

“El victimismo es una actitud que induce a un morboso afán por descubrir agravios nimios, por sentirse discriminado o maltratado, por achacar a instancias exteriores todo malo que nos sucede o nos pueda suceder. Y como esta mentalidad no siempre logra alcanzar los objetivos que tanto ansía, conduce a su vez con facilidad a la desesperación, al lloriqueo, al vano conformismo ante el infortunio. Y en vez de luchar por mejorar las cosas, en vez de poner entusiasmo, esas personas compiten en la exhibición de sus desdichas, en describir con horror los sufrimientos que soportan. La cultura de la queja tiende a engrandecer la más mínima adversidad y a transformarla en alguna forma de victimismo. Surge una extraña pasión por aparecer como víctima, por denunciar como perversa la conducta de los demás. Para las personas que caen en esta actitud, todo lo que les hacen a ellos es intolerable, mientras que sus propios errores o defectos son sólo simples sutilezas sin importancia que sería una falta de tacto señalar.”[1]

Pero no solamente me cansé de las victimitas a mi alrededor, que a pesar de ser una verdadera molestia, (como esas amigas que no hacen sino quejarse de su pareja pero no se atreven ni a dejarlo ni a confrontarlo y utilizan esa actitud para chantajear emocionalmente a todo el mundo, como esperando a que uno les diga AY! POBRECITA!),  no representan un riesgo para nadie excepto para ellas mismas.

Hablando de mujeres, me molesta sobremanera el victimismo feminista, esa actitud de que todo lo malo que le ocurre a las mujeres, todos los logros que no hemos podido alcanzar es culpa de los hombres, es una falsedad, incluso cae en el estado de comodidad. Se han preguntado ¿por qué no hay más mujeres en cargos de poder?, sólo con ver la cantidad de aspirantes femeninas v.s la cantidad de aspirantes masculinos  en las elecciones políticas se evidencia la respuesta, las mujeres somos menos ambiciosas. Los hombres sacrifican su tiempo, estudian, se preparan, sacrifican incluso su paternidad en función de lo que ambicionan, mientras que las mujeres siguen empeñadas en labores tradicionales y luego culpan a los hombres de que el mundo laboral no se ajuste a su condición de esposas, madres, encargadas de la casa, etc, o sea AY! POBRECITAS.

Considero que otra forma de victimismo muy difundido es el victimismo racial, no sólo en Colombia, es un fenómeno global. Para el caso colombiano se ven en algunas comunidades afrocolombianas e indígenas. Si bien las duras condiciones de marginación y discriminación que sufren son consecuencia del proceso de conquista (para el caso de los indígenas) y de esclavitud (para el caso de los afrodescendientes), el gobierno, como forma de compensación, les reconoce ciertas ayudas, incluso gozan de algunos privilegios, pero son sólo ellos quienes deben ser capaces del labrarse su propio destino, el gobierno debe garantizarles igualdad de condiciones (Educación, laboral, etc) pero a la larga deben ser ellos los que se responsabilizarse de su propio progreso.

En un discurso dado por el presidente Barack Obama el 16 julio del 2009 a la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color, criticó esta actitud en las comunidades afroamericas, dijo: “Tenemos que decirle a nuestros hijos: si eres afroamericano, las posibilidades de crecer entre la delincuencia y las bandas son mayores, si vives en un barrio pobre, té enfrentarás a dificultades que algunos en los barrios ricos no tienen que sortear. Pero estas no son razones para tener malas notas, ni faltar a clase o abandonar los estudios. ¡Basta de excusas! Tu destino está en tus manos”, en pocas palabras, recuperar una cultura del esfuerzo y no esperar un golpecito en la cabeza y que les diga AY! POBRECITOS. Es una crítica admirable, especialmente viniendo de un hombre que gracias a su dedicación en los estudios, a su trabajo, a aprovechar las oportunidades que le brindaba el estado (En especial el sistema de becas), logro alcanzar una vida exitosa.

Existe otra forma de victimismo que, alentado por el amarillismo, puede ser peligroso, porque algunas personas se valen de su condición de “víctima” para hacerse de poder. Un caso que me aterra, y lo digo porque sentía simpatía hacia este personaje, es el caso de Sigifredo López. Cuando fue liberado me conmoví hasta las lágrimas por el largo abrazo que le dio a sus hijos a quien veía después de 7 años de cautiverio, adoré y alabé la actitud que asumió después, no explotó los detalles de su cautiverio, fue reservado frente los detalles de su liberación, asumió la actitud de un superviviente. Y ahora nos sale con el chorro de babas que es su campaña a la alcaldía, no lo digo porque tenga él ambiciones políticas, puede hacerlo, está calificado y es su derecho como ciudadano, pero lo que no entiendo es el uso, o mejor dicho el abuso de su condición de exsecuestrado. Miremos, 1. la coincidencia del lanzamiento de su libro, donde que cuenta todos los detalles de su cautiverio, “El triunfo de la Esperanza” con la proximidad de las elecciones. 2. El uso de la imagen suya levantando el brazo durante su liberación como imagen de campaña. 3. Que siempre se presente bajo la calidad de ex secuestrado. Pasó de ser un superviviente a vivir bajo el cobijo de su condición de víctima.

Así que me gustaría hacerle 2 preguntas: ¿El ser ex-secuestrado lo cualifica para ser alcalde o representante? ¿Por qué abusa de la imagen de su liberación para hacerse de más votos?. Juan Ramón Calero, Presidente Nacional Del Partido Democrático de España, dijo frente a esto: “Tanto esgrimir el victimismo para obtener votos puede terminar convirtiéndonos en víctimas reales de la exclusión y del olvido.”

Me pregunto por qué un hombre que es especialista en Derecho Administrativo, que fue concejal y alcalde del municipio de Pradera, aficionado a Jorge Luis Borges debe usar una táctica tan baja para hacerse de votos, ¿Acaso haber sido secuestrado es lo único que le ha salido “bien”? AY, POBRECITO. Sólo espero que el candidato recuerde que Cali tuvo una pésima experiencia eligiendo un alcalde por lástima, aún está a tiempo de darle un giro a su campaña, espero que los caleños también lo recuerden.

Y así, hay infinidades de casos sobre el victimismo y catalogándolo se me iría la vida entera, qué decir de las víctimas del invierno (Que sigan sentadas esperando ayuda a ver si no se vuelven a inundar…) en fin, aquí que termino pero, como dice una amiga mía, Pobrecito el que no puedo cagar.

Proximamente: “Las similitudes entre el Hielo y el Cine”


[1] http://www.mercaba.org/FICHAS/H-M/01/15riesgo_del_victimismo.htm

PARLACHE, DE COLOMBIA CON AMOR

Por: Mariela Ibarra

“Abraham, ahí viene Chucho, que nos va a llevar a  dar un paseo” Una frase al parecer inocente, pero dentro del contexto colombiano puede adquirir otro significado no tan inocente, desde el parlache podría entenderse como “Vámonos, ahí viene Jesús, que nos va a secuestrar para matarnos”…  cambia bastante el sentido de la oración, ¿no les parece?.

Se denomina parlache al conjunto de modismos usados por los jóvenes colombianos, usualmente conocido como un léxico de barrio bajo o hablado de esquina, aunque en la actualidad se encuentra muy difundido a nivel nacional, y se estudia no sólo como un fenómeno de juventudes, sino como una muestra de Folklor urbano, palabras como parce o cucha son consideradas colombianismos.

Como fenómeno cultural no deja de ser interesante, más allá de las visiones de algunos morrongos que lo consideran una amenaza para la formación de los jóvenes. El parlache tiene su origen en los barrios marginales de Medellín durante la década de los 60 y 70, producto del proceso de migración estos espacios que fueron creciendo a medida que en el campo se recrudecía la violencia, produciendo anillos de marginación donde se empezaron a formar maneras únicas de socialización y se formaron nuevas estructuras lingüísticas, que cuenta actualmente con cerca de 2.600 palabras. En su tesis, titulada Caracterización Lexicológica y Lexicográfica del Parlache para la Elaboración de un Diccionario, la doctora Luz Stella Castañeda Naranjo dice:

La importancia de esta variedad dialectal se percibe no sólo por el número de hablantes que tiene y por la cantidad de piezas léxicas que se han ido incorporando a su repertorio, sino por el amplio grado de difusión que ha alcanzado, así como por el interés que ha despertado entre los profesionales de lingüística y las ciencias sociales humanas.”

Un elemento que impresiona de este fenómeno es la acogida que ha tenido entre las clases media y alta, aunque esto no ocurre sino hasta la década de los 80, cuando empiezan a tener éxito obras como No nacimos pa’ semilla, Qué viva la música y, en el cine, Rodrigo D No futuro, que explotan las condiciones de vida en las zonas marginales y las formas de supervivencia y socialización que en estás se generan, las violencia absurda, las drogas, la vinculación a actividades delictivas y la sensación de abandono y rechazo se convierten en una especie de sub-cultura creada sólo para jóvenes, dónde el elemento que unifica todo es el léxico.

A pesar del origen violento del parlache (Y de ahí que muchas de sus expresiones tengan esta característica), también se puede entrever en este el proceso migratorio e intercultural que ha vivido el país a través de las décadas. Se puede apreciar, por ejemplo, la influencia del tango dentro de la conformación lingüística del parlache, género que sonó con fuerza en la Medellín de los 50 y que nos dejó palabras como Gil o Bacán ( bacanería, bacano).

Pero los grandes culpables de la difusión del parlache a lo largo y ancho del país (Y últimamente su proceso de internacionalización), han sido los medios de comunicación que, con novelas como Cuando quiero llorar no lloro (Los Victorinos), algunos programas de radio, especialmente aquellos orientados a un público joven, notas de presa, libros, entre otros, el parlache recibe un fuerte proceso de expansión, viéndose a su vez enriquecido de región a región. Frente a este fenómeno la Luz Stella Castañeda opina:

“Hay que destacar, asimismo, que el parlache ha llegado a los medios de comunicación y de una manera especial a la letra impresa, ya que no solamente lo escuchamos en videos, películas y  y programas de radio y de televisión, sino que se encuentra en libros, revistas y periódicos. Aquí vale la pena recordar dos novelas de dos autores antioqueños, La virgen de los sicarios, de Fernando Vallejo y Rosario Tijeras, de Jorge Franco, cuyas historias suceden en Medellín y con personajes hablantes de parlache, no solamente han sido muy leídas en Colombia y en otros países de habla hispana, sino que han sido traducidas a varios idiomas y llevadas al cine. Así mismo, la palabra parlache y una muestra representativa de su léxico ingresaron en la vigésima segunda edición del Diccionario de la Real Academia Española.”

Cabe decir que el parlache no debería considerarse sólo un fenómeno juvenil, pues los adolescentes de ahora lo heredaron de las personas que fueron jóvenes durante los ochentas, es decir, de padres, maestros, periodistas, vecinos, etc, fueron ellos los que iniciaron el proceso de adaptación, de “rebeldía”, por llamarlo de alguna forma, y de adopción del parlache, con lo que consiguieron legitimarlo como un fenómeno que le brinda identidad al colombiano. Así que la próxima vez no se preocupe por decir “parce” muchas veces en una frase, y no se sonroje al decir o escuchar que algo “funciona como un riel” o que hizo la medida al “ojímetro”, a la larga todas estas expresiones, aunque controversiales, son parte ineludible de lo que somos como cultura.

Próximamente en la díctadura “Víctimas y Victimismo”

GENERALIDADES SOBRE LOS TROLLS

Por: Mariela Ibarra

No les molesta que leyendo una receta sobre cómo preparar un lomo de cerdo en salsa de lulo aparezca alguien comentando que el mejor método para destazar lo enseño Álvaro Uribe en su escuela de paramilitarismo, ¿Uh?, ó están disfrutando tranquilamente de una discusión en un foro sobre el último festival de la canción y  alguien postea la imagen de un zorro u otro animal despellejado, tan grande que no permite ver los comentarios anteriores y los que le siguen son sólo para insultar al personaje en cuestión, o que cuando hacen un comentario sobre un video, noticia, etc, alguien los ofende, se devuelven a revisar su comentario y no encuentran qué despertó el ataque y, cuando confrontan al que los insultó, este los vuelve a prender a madrazos desatando una discusión sin fin. Si se han identificado con alguna de esas situaciones déjenme decirles que se encuentran ante un troll.

Para aquellos que no están familiarizados con el término, ¿recuerdan el cuento del troll que vive bajo un puente?, ahora imagínenselo con un computador y con conexión a internet. Se conoce como “Troll” a aquella persona que en internet sólo busca generar malestar, controversia, que las discusiones giren en torno a él o simplemente molestar a otros usuarios.

Este es un fenómeno que lentamente se está convirtiendo en una cultura virtual, existen  incluso páginas de apoyo al troll, donde los usuarios comparten estrategias, anécdotas, incluso realizan alianzas para romper foros, grupos y páginas. También se han creado campañas para tratar de eliminar el efecto “Troll”, a través de la moderación o de advertir a los usuarios que “No alimenten al Troll”, haciendo alusión a la literatura infantil donde ellos mueren si no se les presta atención. De los cientos de ejemplos que hay, son especialmente atractivos aquellos que desarrollan una identidad virtual, con cuentas de correo, perfil en diferentes redes sociales, etc. Existen incluso casos en los que las disputas dejan de ser malestares virtuales y se convierten en problemas reales.

En febrero de 2011 un grupo presencial de escritura creativa fue víctima del ataque de un troll. Cuando se enviaron las cartas de aceptación al taller a través del correo electrónico, entre las respuestas de agradecimiento una ganó notoriedad, especialmente porque fue enviada a todos los miembros del taller (y no sólo al correo desde el que se había enviado la carta de aceptación inicialmente), donde una mujer escribía que para celebrar que la habían aceptado iba a comprar un vestido rojo, había hecho reservaciones en el mejor restaurante de la ciudad e iría con su esposo a tomarse una botella del mejor vino de la casa, hasta el momento nada especial a excepción de una mujer un poco engreída. La cosa empezó a complicarse cuando inició el taller y la mujer nunca se presentó, inmediatamente iniciaron los comentarios entre los miembros, que se encontraban a la expectativa de conocerla.

Al avanzar las clases uno de los miembros empezó a enviar mensajes insultantes a sus compañeros, en especial a los que no compartían sus puntos de vista, el asunto terminó cuando envió un mensaje donde dijo que sostenía una relación homosexual con uno de sus compañeros, a lo que el ofendido reaccionó confrontándolo durante una sesión del taller, la cosa se puso tan fea que conllevó a la expulsión de los dos individuos, sin contar con los muchos que desertaron por que estaban hartos de la situación. El que inició la disputa terminó aceptando que se trataba de una mentira y confesó que fue él quien envió el correo de la mujer del vestido rojo desde una cuenta ficticia, sólo quería ver las reacciones de los demás miembros ante su mensaje. Aunque esto se hubiera evitado fácilmente con un poco de moderación de los mensajes y con la protección de la base de datos a través del CCO.

En Estados Unidos una joven enfureció al mundo, y sacudió internet, al publicar un video donde le agradecía a Dios por el terremoto en Japón. Durante el año 2010 la usuaria de YouTube Tamtampamela había realizado una serie de videos con contenidos de extremo cristianismo, decía que Obama era el anti-Cristo, que los no creyentes iban a “arder en el infierno”, se alegraba por el terremoto en Haití porque era una señal divina (Este video fue el que la lanzó al estrellato en YouTube). Su canal había generado miles de comentarios, tanto a favor como en contra de sus posturas, pero cuando publicó el video “God is Good” se convirtió en una paria de internet después de decir “Dios es tan increíble … hemos estado orando específicamente para que Dios abra los ojos de los ateos de todo el mundo … Y sólo unos días después, Dios sacudió el país de Japón. Literalmente agarró el país por los hombros y dijo: “Oye mira, yo estoy aquí ‘”.

Los comentarios no se hicieron esperar, sólo que en esta ocasión el video recibió más atención de la que ella deseaba. Los usuarios, horrorizados, empezaron a montar videos en su contra, además de los millones de comentarios que recibió en su bandeja de entrada, que iban desde simples insultos hasta amenazas de muerte, su video se hizo tan popular que apareció en espacios como Vanity Fair, Gawker, Perez Hilton, el sitio web de Richard Dawkins y El Miami New Times, otros trolls y hackers de Internet robaron su información personal y publicaron su nombre real, dirección de domicilio y número de teléfono. Antes de cerrar su cuenta en Youtube dejó un video donde explicaba que ella era un troll y que estaba harta de que le enviaran pizza.

En una entrevista realizada por theatlanticwire.com dijo cómo se sentía el día que publicó el video “Esto va a hacerme sonar como una mala persona…  estaba un poco emocionada por que todas estas personas estaban enojadas, porque soy un troll y me gusta conseguir una reacción de la gente.”

Visto desde otra perspectiva, lo que hizo que Tamtampamela cerrara su cuenta de Youtube y abandonara la identidad que había estado creando durante un año, fue que ya no contaba con el respaldo del anonimato que le brindaba internet, pues, al revelarse su verdadera identidad, ya no le servía de escudo para seguir insultando personas a su antojo, ahora era vulnerable al ataque de alguien que pudiera sentirse agredido por ella, la revelación le dio un nivel de responsabilidad sobre sus palabras.

También existen casos de personas con puntos de vista muy fuertes y controversiales, que pueden fácilmente ser confundidas con un troll, por eso hay que intentar ver la intención que tiene el usuario que publica determinado contenido, así que la estrategia para descubrir a un troll es sencillamente darse cuenta si sólo buscan provocarnos y, si les siguen el juego, sólo demuestran que son unos incautos.

LO QUE NO SE HA DICHO SOBRE LA VIOLACIÓN DE LARA LOGAN

Los egipcios demostraron que la unión hace la fuerza a través de los 18 días de protestas que culminaron con la dimisión del mandatario Hosni Mubarack, quien ocupaba el cargo desde 1981, hecho que ha sido ampliamente cubierto por los medios de todo el mundo. Pero durante la celebración que se llevo a cabo en la plaza de La Liberación, durante las horas posteriores a la renuncia de Mubarack, se cuela otro hecho, que de manera sorprendente no generó despliegue mediático, la aberrante agresión sufrida por la periodista de la CBS Lara Logan.

En un reporte publicado por la CBS se revela que Logan fue víctima de una brutal agresión en la plaza de La Liberación por cerca de 200 protestantes, hasta que un grupo de mujeres y 20 soldados la rescataron y que, por respeto a la periodista, no se daría más información. Detengámonos a pensar por un momento en esto, ¿Por qué un hecho como la violación de una periodista muy reconocida y respetada, tanto por el público como por sus colegas, no generó despliegue periodístico?. Si bien es cierto que Lara Logan tiene derecho a la privacidad, también lo es que, siendo ella un personaje que goza de reconocimiento mundial, merece que un hecho tan atroz como el que le ocurrió sea tratado con mayor importancia.

Edmund Burke, escritor y político Irlandés, dijo “Antes de felicitarnos por dar libertad a las gentes debemos preguntarnos qué harán con ella”. Libertad era lo que celebraban los egipcios la madrugada del 11 de febrero, pero se puede decir que es realmente libre un país donde una mujer es ultrajada y golpeada durante entre 20 minutos y 3 horas, en un espacio público, bajo la mirada cómplice de miles de personas, un lugar donde se pregona libertad mientras se lincha un ser humano bajo la acusación de ser judío, israelí o estadounidense (Como han declarado varios testigos) o que usen dichas “acusaciones” como excusa para legitimizar una violación masiva, ¿Para evitar que se hicieran estos cuestionamientos fue que los medios guardaron silencio al respecto?.

La libertad va más allá de una garantía civil o democrática, es un estado que define al individuo como un ser autónomo, por lo tanto NO sujeto a los deseos de otro, con la capacidad de decidir lo que quiere o no quiere hacer y es, por lo tanto, responsable de sus propios actos. Esta lectura se le escapó a los medios, esperemos pues que los Egipcios, después del despilfarro y la barbarie cometida durante sus primeras horas de “liberación”, puedan, ya que han superado la opresión física, orientar sus actos a una libertad basada en el pensamiento racional, porque con lo ocurrido a Lara Logan queda claro que, al mejor estilo de Voltaire, “Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo”.