La extravagante muerte de Yukio Mishima

Autor Yukio Mishima

Yukio Mishima fue un novelista, cuentista, ensayista, cineasta y dramaturgo japonés, considerado como uno de los más grandes escritores japoneses de todos los tiempos.

Este año pude abordar con profundidad la obra de Mishima y me dejó fascinada. Tuvo una obra bastante extensa, conformada por 40 novelas, 18 obras de teatro, 20 libros de relatos, 20 ensayos y una película, fue la forma en que este autor acabó con su vida.

Posiblemente la mayor cualidad que descubrí en Mishima sea la atención al detalle. Logra crear personajes y espacios latentes sólo dando un par de pinceladas. Igualmente son textos sentidos, con profundas reflexiones sobre la vida.

Escritores Japoneses
Yukio Mishima (Al frente), y Shintaro Ishihara

Parte de su éxito se le debe, diría yo, a los entornor en los que se deselvolvió. Yukio fue un privilegiado en muchos sentidos. Tuvo contacto con la élite de la literatura japones desde temprana edad. También asistió a las escuelas más prestigiosas y tuvo como maestro a Yasunari Kawabata, primer Nobel de literatura Nipón.

Así que, ahora que me sumergí en su universo, me parece increíble la forma en que este hombre decide matarse.

Y si, muchos escritores se han matado de las maneras más increíbles. Virginia Wolf se llenó el saco de piedras y se tiró a un río, José Asunción Silva se pegó un tiro en el corazón… ¿Pero es que el Seppuku?… eso es otro nivel de extravagancia. Es más, Mishima ni siquiera era tan excéntrico.

Hay varias cosas para entender sobre Yukio Mishima antes de abordar su suicidio:

  • Yukio creció y se desarrolló como artista en el periodo entre guerras, y ese fue un momento muy pujante para Japón tanto en materia bélica como económica y cultural. Y eso fue así hasta la Segunda Guerra Mundial.
  • Mishima descendía de una familia de Samurais, y afianzó el camino de la espada como su filosofía de vida. Consideraba que un cuerpo sano era parte de una moral limpia.
  • El autor era patriota fanático, y esto es claramente identificable en su obra.
  • Posterior a la Segunda Guerra Mundial Japón es ocupado por Estados Unidos.
  • Se había vinculado a un grupo Paramilitar (Tatenokai) en 1967.
  • En un corto que escribió, y en el que aparece actuando, hace alusión al Haraikiri. Se llama “El Rito del Amor y la Muerte”. Por lo que se cree, estuvo planeando su suicidio por lo menos 4 años.

El Suicidio de Yukio Mishima

El 24 de noviembre de 1970, Yukio envió a su editor la que sería su última novela. Esta fue “La corrupción de un ángel”, parte de la tetralogía de “El mar de l a fertilidad”.

Ese mismo día se tomó junto a otros cuatro miembros de la Tatenokai las instalaciones del Cuartel General de la Armada Imperial Japonesa.

Autor Samurai
De Susana.estradama – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0

Desde ese lugar Mishima presentó una serie de pancartas con peticiones que exigían restaurar el orden legítimo e instaron a que se hiciera un golpe de estado. Sin embargo nadie se lo tomó enserio y, presa de la frustración y copiando el modo de afrontar la deshonra de los samurais, hizo el seppuku.

El Seppuku era un ritual que consistía en apuñalarse el vientre de izquierda a derecha. Se practicaba como una manera de expiar alguna culpa o deshonra a través del dolor.

Este ritual se hacía generalmente en público y, en ocasiones, el practicante era asistido por otro samurai. La asistencia consistía en que lo decapitaba rápidamente para evitarle mayor sufrimiento.

Yukio Mishima fue asistido por uno de sus seguidores, Masakatsu Morita. Sin embargo este no logró hacerlo de un solo golpe, y tras varios intentos quien por fin acabó con la vida de Mishima fue Hiroyasu Koga.

Curiosamente la relación entre el dolor y el placer es ampliamente explorada por Mishima en sus obras, además de mostrar un reflejo romántico sobre la unidad japonesa y sus valores nacionales tradicionales.

También es cierto que Mishima fue un privilegiado, y que, hasta el momento de su muerte, no debió experimentar mucho dolor físico. Aún así fue un escritor conciente, viseral y honesto, un genio que, para gran parte del público latinoamericano, pasa por un ilustre desconocido.

¿Te gustó el artículo? ¿Qué opinas de el?