Construcción de Identidad en La Chica Danesa

Escrito por: Mariela Ibarra

Un tema por el que me he interesado mucho últimamente es el de construcción de identidad, y una película en la que se muestra esto claramente es en La Chica Danesa.

(Hice esto para una clase y el profe me sugirió publicarlo, así que le hago caso)

La chica Danesa es una película que narra el proceso de reasignación de género de Einar y su transformación en Lily.

Antes de ahondar en el análisis de la construcción de identidad en la chica danesa, vale la pena dar luces sobre algunos conceptos.

Genitalidad, sexualidad y erotismo

El concepto de género es una construcción social que involucra tres dimensiones importantes de la realidad humana, la genitalidad, la sexualidad y el erotismo.

La genitalidad es la parte más física de la sexualidad, y se centra en los genitales (femeninos o masculinos), haciendo alusión exclusiva a los aspectos biológicos del individuo, que afecta en parte su conducta sexual.

La sexualidad, a groso modo, es la relación emocional, simbólica y corporal que cada individuo establece con su genitalidad, y esta se ve afectada por la realidad hormonal del sujeto, su equilibrio mental y el entorno.

Por otro lado, el erotismo representa un estilo de vida, en el que se privilegia la relación filosófica del sujeto con su propio placer, es decir, la pasión. Esta relación se encuentra representada por el dios griego Eros, de quien obtiene su nombre, e involucra la realidad emocional del sujeto, su relación con su propio sentir y una posición ante la vida.

En la Chica Danesa se puede apreciar un proceso de transición desde lo erótico hasta lo genital, pasando por un proceso de deconstrucción y reconstrucción sexual.

Escena de La Chica Danesa - Einar
Escena de La Chica Danesa – Einar

Aspectos de identidad y construcción de género en La Chica Danesa

Al inicio de la película, cuando Gerda pierde la cita con su modelo y obliga a Einar a usar unas medias, zapato y vestido de mujer, y descubre en esto un placer que se queda inicialmente en el plano de lo erótico.

En la medida en que empiezan a avanzar en el juego, Einar va construyendo una identidad sobre el personaje que interpreta para su esposa. Lily lentamente va adoptando características como un tono de voz, una forma de caminar, de ser, pensar y sentir desde la femineidad.

En el momento en que Gerda y Einar, vestido como Lily, asisten a una fiesta, se presenta el punto de transición del erotismo a la construcción de una sexualidad.

Finalmente, cuando ya Lily ha recibido aceptación social, por lo menos por parte del círculo más inmediato del artista, es que este hace la transición a la construcción de una genitalidad con la que se sienta más a gusto.

Ahora, dentro del proceso de transformación de este personaje, especialmente en la época en la que está ambientada la reasignación  de género (La Europa de los años veinte), fueron vitales algunos elementos aportados por el mismo contexto en el que se desarrolla la historia.

Por ejemplo, un evidente capital cultural que se ve en la película es el cambio social que se vive frente a la construcción de lo femenino. Gerda recuerda en parte a las chicas flapper, que fueron conocidas en la época en la que está ambientada la película por desprenderse del modelo convencional femenino y adoptar un estilo de vida más cercano a lo aceptado para los hombres.

Esto hacía que Gerda fuera más abierta a tener experiencias, especialmente sexuales, que no cualquier mujer aceptaría, incluso para esta época.

Una muestra del capital cultural de la época se da cuando Einar cuenta el momento en el que conoció a Gerda, y dice que esta mostraba sus tobillos. Esto hace una alusión directa a la manera de vestir de la época, o por lo menos la socialmente aceptada, y también construye a Gerda como una persona que con actitudes de Contracultura.

Escena de la Chica Danesa - Lily
Escena de la Chica Danesa – Lily

La personalidad moralmente “libre” de Gerda le permite a Einar una serie de exploraciones que no quedan del todo claras y no están retratadas en la película, por lo que la falta de mostrar esta experimentación termina siendo una gran pérdida  dramática para la película.

Ahora, a nivel intelectual y cultural, el entorno artístico de los años veinte era conocido como Los años locos, y es el germen de una gran cantidad de movimientos y expresiones que se trasladan del arte, para formar parte de la vida de las personas en décadas posteriores.

El movimiento más influyente, y al que estaban vinculados los protagonistas, era el vanguardismo, un movimiento cultural en el que se encontraban genios del talante de Picasso, Buñuel, Dalí o Joyce, y que se caracterizaba por desafiar los modelos convencionales en búsqueda del placer como hecho estético y la experimentación.

Este es precisamente el entorno en el que se desenvuelven Gerda y Einar/Lily, por lo que no es de extrañarse que la reasignación  de género de Einar y el posterior surgimiento de Lily fuera bien recibida.

Sin embargo vale la pena resaltar que a la película le falta profundizar sobre la condición de género, y la diferencia que esta tiene en la construcción de una identidad sexual.

En lo personal, creo que la mayor falla se da al momento de ilustrar la transición entre el juego erótico y la construcción sexual de Lily, pues este cambio es tan rápido que pareciera que erotismo y sexualidad son sinónimos.

2 pensamientos sobre “Construcción de Identidad en La Chica Danesa”

¿Te gustó el artículo? ¿Qué opinas de el?