Una Mirada a Leopardo al Sol de Laura Restrepo

Escrito por: Mariela Ibarra

Leopardo al Sol
Leopardo al Sol

Hastiado, sombrío, entronizado en la mitad del salón inmenso, el Mani Monsalve pone la cabeza en blanco y deja pasar el tiempo, aburrido y solitario como un rey. Al cabo de un rato largo saca un alicate del bolsillo y empieza a cortarse las uñas. Cada vez que el alicate suena ¡click!, una uña salta irreverente por el aire y cae, junto a sus compañeras, sobre la alfombra de lana roja carmesí.

 En la pared, frente a él, sobre la venerable e inútil chimenea apagada y adornada a lado y lado por pesados candelabros de plata, está empotrado un óleo imponente. Es el retrato de un general de lanudas patillas blancas, pecho recargado de medallas y piel carcomida por los lamparones verdes que la humedad ha imprimido sobre el lienzo. Tiene unos ojos azules y severos que parecen escrutar al Mani con sorpresa y desaprobación.”

Esta es la imagen que más me gustó de Leopardo al Sol de la escritora colombiana Laura Restrepo. Esa soledad abrumadora que envuelve de todos los personajes masculinos del libro, hombres poderosos y condenados a cobrar una venganza dictada por la tradición. El párrafo también da cuenta de la excelente capacidad que tiene Restrepo para la narración.

La novela me pareció buena en general, es un libro poco pretencioso que se deja leer, con unos personajes bien estructurados que logran generar simpatía en el lector. La mayor virtud que le encuentro es que tiene la violencia dosificada y no le hace esa apología a la delincuencia que abunda en la novela traqueta.

Autora, Laura Restrepo
Autora, Laura Restrepo

Tiene una manera muy original de narración, pues la historia es contada a través de la conversación de dos personas de las que nunca se dice mayor cosa a que son vecinos uno de los Barragán y otro de los Monsalve. Así la novela se mueve en el plano metadiegético y goza de todas las imprecisiones, exageraciones, juicios de valor y puntos de vista subjetivos que involucran una conversación cotidiana.

Una familia enfrentada por un homicidio entre primos, los Barragán y los Monsalve encarnan esos círculos de violencia heredados por una cultura patriarcal, los hombres condenados a matarse entre ellos hasta que muera el último de la familia rival, y las mujeres condenadas a llorar sus múltiples muertos.

Sin embargo Leopardo al sol no se concentra en narrar la violenta lucha, se enfoca en narrar el día a día de los personajes y su carrera por sobrevivir y por mantener con vida a los miembros de sus familias durante los últimos días de esa venganza, acelerada por un brutal cambio de la realidad del país, lo que los obliga a modificar las leyes de su guerra personal. Se puede decir que esta novela narra una historia sicariesca previa al auge del narcotráfico. Aunque también tiene elementos que podrían ubicar la novela dentro del realismo mágico, pero las disrupciones que usa la autora quedan en el limbo, muchas veces gracias a la ambigüedad que generaban los dos narradores sobre la certeza de los eventos acontecidos.

Portada de Leopardo al Sol
Portada de Leopardo al Sol

Aunque me dejó la impresión de que le faltó profundidad, en especial después de la mitad del libro, pues da la sensación que la escritora necesitaba acabar la novela rápido y no sabía que hacer con el ramillete de personajes que había creado. Hay un cambio entre el ritmo y la velocidad, al igual que la profundidad, que hace que después de la mitad del libro no estamos leyendo una novela sino un cuento extenso. No sé a qué pudo deberse esto, pero creo que es algo que entre a perjudicar la novela, justo en el punto en que más demanda una actitud rumiante por parte del lector.

Dato Curioso

Sobre Leopardo al Sol se hizo una telenovela llamada Ojo por Ojo, adaptada por Gustavo Bolivar, quien es reconocido por escribir  Sin Tetas no hay Paraíso, y la que en general me parece un desastre. No entiendo como Bolívar (O mejor dicho, entiendo divinamente porque) toma una obra como Leopardo al Sol y hace semejante culebrón, de todas las posibilidades narrativas que brinda la historia toma la más pendeja de todas, la más melosa, la más ridícula. El sólo hecho de enamorar a Nando de la esposa del Mani, sin tener en cuenta a Mónica (Una de las mujeres más poderosas de novela a pesar de aparecer sólo como una evocación) evidencian que Bolivar no fue capaz, le quedó grande, descifrar los personajes. Para los que quieran verla la consiguen Online, tiene buenas actuaciones y en general no está tan mal, pero no esperen mucho,  les recomiendo el libro diez millones de veces más.

Cartel Ojo por Ojo
Cartel Ojo por Ojo

2 Replies to “Una Mirada a Leopardo al Sol de Laura Restrepo”

  1. Aunque desde luego este libro no tiene el excelente nivel de “Delirio”, un libro que me fascinó, es aun así una buena novela. No muy larga, tiene la extensión que personalmente juzgo apropiada para una novela (en torno a las 300 páginas) Se hace amena tanto por la manera en que esta contada como por la historia que narra.

    1. No h leido Delirio, tengo entendido que es buenísima!
      Gracias por tu comentario

¿Te gustó el artículo? ¿Qué opinas de el?