La Increíble Historia de Julia Pastrana, La Mujer Mono

Escrito por: Mariela Ibarra

Julia Pastrana, mujer mono
Julia Pastrana, mujer mono

Recientemente salió a la luz la increíble historia de Julia Pastrana, la “mujer mono”. La mujer, mexicana y nacida en una tribu indígena, sufría de hipertricosis (También conocido como el síndrome del hombre lobo). Sin embargo, a pesar de que Julia tenía un exceso de bello en todo el cuerpo, especialmente en la cara, además de tener una hilera de dientes extra, lo que le proyectaba la mandíbula hacía el exterior, gozaba de gran carisma y una excelente postura, además de una voz encantadora. Charles Darwing se refirió a ella en el libro The Variation of Animal and Plants Under Domestication como “Una bailarina española, extraordinariamente fina mujer”.

Julia es probablemente el “fenómeno de circo” más famoso del mundo, sin embargo el adjetivo, además de odioso, parase más adecuado para los que alimentaban su morbo tomándola como espectáculo. Incluso, y durante mucho tiempo, no se le consideró siquiera humana, algunos científicos la catalogaron como un híbrido entre humano y orangután. Durante su vida Julia fue tratada más como una cosa que como una persona.

julia_pastrana_mujer_mono_appe_woman

Llegó a casarse, pero fue con el hombre que se había hecho rico explotando su imagen, Theodor Lent. Sin embargo Lent no era un esposo amable, la sometía a exhaustivas, incluso humillantes pruebas físicas (Orientadas a determinar a qué clase de especie pertenecía Julia) y le tenía prohibido abandonar el apartamento durante el día.

En 1859 quedó en embarazo dando a luz en 1869, sin embargo el bebé, que nació con características similares a las suyas, murió a las pocas horas y Julia falleció 5 días después por complicaciones posparto. Lent, al ver su inversión perdida, decidió vender los cuerpos de su hijo y esposa a la universidad de Moscú. Los cuerpos de ambos fueron momificados y exhibidos en el Instituto Anatómico de la Universidad. Ambos cadáveres atrajeron mucho público y, al enterarse de esto, Lent inició un proceso judicial para recuperar las momias, proceso que ganó al presentar su partida de matrimonio. Él siguió recibiendo ganancias por la exhibición de su esposa e hijo hasta 2 años después de la muerte de Julia, cuando declinó su fama y Lent alquiló los cadáveres a un museo itinerante de curiosidades.

Al poco tiempo Theodore conoció una mujer con la misma patología que Julia y se casó con ella, montando un nuevo espectáculo con su nueva esposa (a quien llamó Zenora Pastrana y presentaba como hermana de Julia) y las dos momias (que recuperó del dueño del museo itinerante). En 1880 Lent empieza a padecer una enfermedad mental y termina su vida en un sanatorio.la-mujer-mono-e-hijo-momias

En ese momento las momias empiezan a pasar por muchas manos, empezando por Zenora, que sigue con el espectáculo de los Pastrana, en 1889 pasan a ser propiedad de J.B. Gassner, dueño de una exposición antropológica, quien las vende en 1895 en una subasta circense. Las momias desaparecen por más de una veintena de años hasta que, en 1921 aparecen en Noruega como parte de un espectáculo de horrores. Durante la ocupación Alemana se ordena la destrucción de las momias, pero su dueño convence a los alemanes de que las momias eran productivas para el III Reich. De esta forma Julia y su hijo son exhibidos por todos los territorios ocupados. En 1953 las momias fueron establecidas en una casa abandonada a las afueras de Oslo, donde empezaron a correr rumores de su existencia y los jóvenes se horrorizaban al ingresar a la casa y descubrir a Julia. Las momias volvieron a exhibirse hasta mediados de los 60. Sin embargo nadie se percató de que eran de hecho seres humanos.

En 1970 iniciaron una serie de protestas para que Julia y su hijo dejaran de ser exhibidos y se les fuera otorgada la calidad de seres humanos. Las momias son sacadas de la exhibición y en 1976 la momia bebé fue vandalizada y devorada por las ratas. En el 79 la momia de Julia es robada y recuperada por la policía donde permanece sin ser reconocida en el Instituto Forense de Oslo. En 1990 se identificaron los restos como los de Julia Pastrana y fueron conservados en un féretro en la Universidad de Oslo, para ser usados sólo con fines científicos.
Finalmente en abril de 2012 la universidad de Noruega se comprometió a devolver el cadáver de Julia a México y el 07 de febrero de 2013, 144 años después de su muerte, volvió a su México natal para ser enterrada en el cementerio histórico del estado de Sinaloa, en un acto de dignificación y respeto hacia la condición de humana que Julia no recibió nunca.

6 Replies to “La Increíble Historia de Julia Pastrana, La Mujer Mono”

  1. Pues realmente esta historia me ha impresionado. Ni idea de ella, es curioso como despues de tantos años, las cosas tampoco han cambiado tanto como creemos. Hoy en día, seguramente seguiría siendo un fenómeno y vista como muñeco de feria. Lo que desde luego no dice mucho de nosotros ni del progreso. Saludos

  2. Si, y es terrible, y me parece que con el Uso de internet ha hasta empeorado la cosa.

  3. En su día hicieron una peli sobre ella, ‘Se acabó el negocio’ (http://www.filmaffinity.com/es/film203023.html). Bastante curiosa.

    1. Gracias, no tenía ni idea que existiera una peli. La veré y te cuento como me fue.

  4. Yo tampoco había oído esta historia y me ha parecido muy interesante. Es una pena que por padecer un síndrome, la gente se creyera que podía tratarles de esa manera. Y el hombre que se casa con ella, incluso tienen un hijo y luego los utiliza a los dos para seguir mercadeando… Está claro que gente sin escrúpulos ha habido siempre y seguirá habiendo. Muy bueno el artículo.

    1. Es increible, el racismo científico hizo posibles muchas barbaridades, entre ellas el Holocausto… Gracias por tu comentario

¿Te gustó el artículo? ¿Qué opinas de el?