DÍA DEL AMOR Y LA AMISTAD ESTILO FIN DEL MUNDO

Escrito por: Mariela Ibarra

Globos en formas de corazón

Realmente no celebro ninguna clase de festividad, en especial días diseñados para estimular el comercio, pero este año me dije -¡Que Diablos!- déjemonos de ñoñadas y hagamos algo especial. Así que me propuse sorprender a mi pareja e invertí gran parte de la semana buscando detalles cursis con los que pudiera armar un regalo típico del día del amor y la amistad.

Compré chocolates en forma de rosas y corazones, cinco globos rojos (EN FORMA DE CORAZÓN), un Browine de chocolate, un girasol y, como si intentara darle un Ataque Diabético, le compré un hermoso pastel en forma del “Monstruo Come Galletas”.

Postre de amor y amistad

Y ahí estaba yo, tan dulce que me daban ganas de vomitar, parecía una perfecta idiota, con los chocolates y el browine en un empaque de regalo, las bombas y el girasol en una mano, y el come galletas en otra, y sin embargo sentía que valdría la pena ver la cara de mi novio, aunque le causara risa.

Pero como nada sale como lo planea uno, y de haber sido así no tendría nada que poner en mi blog, a eso del medio día recibo una llamada con un aterrador anuncio.

-¡Amor, me accidenté!

Hospital

¡Oh destino terrible!, no te cansas constantemente de hacerme jugarretas, ¿Por qué a mi? Tragedia de las Tragedias, sino infame que te esfuerzas en destruirme… pero bueno, dejando el drama a un lado por lo menos pude entregarle el regalo. Afortunadamente la cosa no fue muy grave, pero me hizo pensar en que ajeno a los detalles o cualquier cosa que pudiera comprarle, lo mejor que tenía para ofrecerle era mi compañía, apoyo y cariño. Así que bueno, pasé el primer día del amor y la amistad con mi pareja en un hospital.

Esta foto en la entrada de la clínica quedó curiosita

Fue, dentro de lo que se puede decir, después del susto inicial y a pesar del tobillo elefantiatico, una experiencia bonita,

La imagen más tensionante en un hospital.

es lindo saberse preocupado de una forma auténtica por el otro y ser considerado e incondicional a pesar de lo que se planea (¡Ay que linda soy!). Probablemente el próximo año planee otra cosa (Además tanto dulce le dio una fuerte… indigestión), eso si, que ni se le ocurra subirse a la moto.

Que mi novio se accidentara el Día del Amor y la Amistad, una señal de que el final se acerca.

¿Te gustó el artículo? ¿Qué opinas de el?