Fahrenheit 451 de Ray Bradbury

Escrito por: Mariela Ibarra

Portada Fahrenheit 451Fahrenheit 451 es reconocido, junto a Crónicas Marcianas, como el mejor libro del escritor estadounidense Ray Bradbury. Se trata de una novela ambientada en un universo distópico y futurista, en el que se ha determinado que, para lograr un estado de bienestar en la población y que esta pueda alcanzar la felicidad, se deben eliminar todos los elementos que le produzcan angustias y desigualdad entre los habitantes, entre estos la lectura, pues el conocimiento hace diferentes a las personas.

Montag, el protagonista de la novela, pertenece al cuerpo de bomberos, que es el organismo encargado de quemar los libros (El título de la obra hace precisamente alusión a la temperatura a la que arde el papel). A través de la novela se aprecia como la moralidad del personaje va cambiando desde que empieza a cuestionarse diferentes aspectos de su cotidianidad. Dicho cambio va acompañado de diferentes personajes que son fugaces en la novela, pero que marcarán en Montag profundas incertidumbres que lo llevarán a tomar partido dentro de un proceso de cambio social.

Fahrenheit 451 sobresale no sólo por su historia y argumento con amplios matices que permiten interpretarla de diferentes maneras, también lo hace por los elementos narrativos que le dan estructura y la elevan al estatus de obra maestra dentro del género de Ciencia Ficción. Un elemento dentro de la novela que sobresale es el diálogo.

El diálogo dentro de la literatura, bien utilizado, cumple la función caracterizar los personajes a través de la interacción entre los mismos o de los monólogos internos. Los personajes toman matices en la medida en que obran y se mueven dentro de la novela, pero también lo hacen a través de lo que hablan, pues en muchos casos se presentan contradicciones entre el obrar y el decir de los personajes que le dan pistas al lector sobre la condición moral del mismo.

En el caso de Fahrenheit 451 los diálogos le permiten al lector, más que escudriñar en la mentalidad de los personajes, ahondar sobre la deficiencia intelectual y espiritual de una sociedad con mentalidad de rebaño como la que el autor propone. En la obra se evidencian dichas deficiencias a través de conversaciones cotidianas en las que los personajes evidencian dificultades en la construcción de oraciones y en el seguimiento de una charla prolongada, tampoco son capaces de argumentar ideas, muchas veces escapando con la frase “la familia opina…”, lo que le da a entender al lector que carecen de ideas y criterio propio.

Un perfecto ejemplo de esto son las conversaciones que mantiene a lo largo de la obra Montag con su esposa, Mildred, que viene a representar el estereotipo general de la sociedad que se plantea en el libro. En contraposición con esto se presentan, por ejemplo, las conversaciones que el mismo sostiene con la joven Clarisse McClellan, quien lo reta a ver el mundo desde una perspectiva diferente y, a raíz de su desaparición en un punto temprano de la obra, genera la angustia que lleva al personaje principal a cuestionar la sociedad en la que está inmerso.

Los diálogos, elaborados con una maestría inigualable, en donde cada personaje tiene una voz propia, casi carente de alusiones, que hace que cobren vida a través de lo que dicen, y van desde conversaciones de lo más superfluo hasta algunas en las que se presentan verdaderas tesis y cuestionamientos sobre el estado de bienestar, las sociedades de control, la caza de brujas, la guerra y el fenómeno de idiotización de las sociedades alimentado por los medios de comunicación.

4 Replies to “Fahrenheit 451 de Ray Bradbury”

  1. Excelente artículo, novela y película.

    1. Si, el libro me escantó y la peli ni que se diga

    1. Hooola!! Saludos para ti también

¿Te gustó el artículo? ¿Qué opinas de el?