EL ORIGEN DEL CUENTO

Escrito por: Mariela Ibarra

 

A los escritores, como a la mayoría de artistas, se les atribuye una capacidad creativa y una sensibilidad superiores a la de otros individuos. Esta idea es un mito.

 

Muchos consideran que el inicio de un cuento responde también al origen del mismo, pero en realidad el inicio corresponde al momento en que empieza la narración y está contenido en el primer párrafo, Había una vez… mientras que el origen es la razón de ser del cuento, lo que motivó al autor a escribir.

Las motivaciones para escribir un relato son muchas y dependen de la experiencia sensitiva de cada individuo, de sus motivaciones y expectativas. Por lo general los cuentos están fuertemente ligados con anécdotas vividas por el escritor, ya sean experiencias fuertes que dejan profundas huellas en el ser y, por lo tanto, en sus relatos. La obra de Gabriel García Márquez se ha visto fuertemente influenciada por los relatos que le contaba su abuelo sobre la Guerra de los Mil Días de la cual participó.

Sin embargo las anécdotas cotidianas, la simpleza también origina cientos de relatos, algo que capte la atención del autor y le permita hilar una cadena de acciones que finalmente terminen convirtiéndose en un cuento. Existen ideas que obsesionan a los autores y pasan muchos años tratando de construir una historia que exprese exactamente eso que quieren contar y en su obra se evidencia estás obsesiones, el tiempo en el caso de Cortázar o los laberintos de Borges son excelentes ejemplos.

El cuento debe despegar de la anécdota

Un error muy común dentro del proceso de construcción de cuentos es que al autor le es muy difícil desprenderse de la anécdota y no logra concretar el cuento. Hay que tener en cuenta que como género responde a una serie de características o generalidades que lo ubican dentro del mismo. El cuento, como característica principal, debe tener un inicio, un conflicto o complicación y un final. Muchas veces al estar el autor demasiado apegado a la anécdota no se percata que la historia no despega, carece de intensidad, tensión, fuerza o ritmo.

El autor que está demasiado casado con la anécdota no permite que la historia evolucione, pues entiende al cuento como un instrumento autobiográfico, desperdiciando las herramientas que la creación de un mundo ficcional le permite, desperdiciando la acción que le dio origen y sacrificando el cuento.

Finalmente el autor debe tener claro que una anécdota muy buena no garantiza un buen cuento, pues eso se consigue a través de un balance entre el desarrollo creativo y el uso de técnicas narrativas.

2 Replies to “EL ORIGEN DEL CUENTO”

  1. …es muy difícil desprenderse de la anécdota y no logra concretar el cuento. esto es más cierto creo que en eso radica el problema, no despegamos de la anécdota

  2. Totalmente, muchas veces la fidelidad a la realidad es lo que sacrifica la fantasía.

¿Te gustó el artículo? ¿Qué opinas de el?